Gana el Trono de Hierro en CX

avatar

Que vengan todas las banderas; el invierno ha llegado.

La temporada final de Game of Thrones ha llegado y se perfila como el estreno televisivo más esperado de todos los tiempos. Se pelearán grandes batallas, se derramará sangre y, Dios no lo permita, tendremos que despedirnos de algunos de nuestros personajes más queridos antes de que se gane el Trono de Hierro y el Rey de la Noche sea vencido.

Game of Thrones será el tema más popular durante las próximas seis semanas, por lo que también queremos aprovecharlo al máximo en lo relacionado a CX. ¿Qué lecciones podemos aprender del mundo de Westeros desde la perspectiva de CX? ¿Qué puedes hacer para asegurarte de ganar tu propio Trono de Hierro en CX?

Fuerte Competencia

A lo largo de sus ocho temporadas, Game of Thrones se ha caracterizado por el conflicto existente entre las grandes casas, cada una de ellas compitiendo por el control y la superioridad militar. En muchos sentidos, esto es similar a la feroz competencia que existe entre las empresas enfocadas en el cliente en el mundo real, ¡solo que sin tanta violencia!

En efecto, la clave del éxito está en tener una estrategia a prueba de agua, lo que garantiza que la fuerza de su función CX, tanto en el Front como en el Back End.

Una asertiva presencia exterior

En Westeros, contar con un gran ejército y con el nombre de una casa poderosa es algo determinante a la hora de buscar el respeto de tus oponentes. Lo mismo ocurre con cualquier negocio aquí, en nuestro universo: mantener una imagen de marca sólida y una presencia activa en su mercado es algo crucial para que sus clientes sepan que cuentan con usted y para recordarle a sus competidores el gran jugador que es.

Sin embargo, no es solo una marca reconocible lo que hace que la experiencia del cliente sea exitosa.

Bases Fuertes

Las grandes batallas que hemos visto en Game of Thrones (piense en la victoria de Tyrion Lannister en la Batalla del Blackwater, o en el triunfo de Jon Snow sobre Ramsay Bolton) se ganaron debido a la preparación del terreno que se realizó previamente. Se formaron alianzas, el entrenamiento fue exhaustivo y los planes de batalla se elaboraron mucho antes de que se intercambiaran golpes.

El mismo tipo de preparación debe llevarse a cabo en cualquier empresa que busque brindar una experiencia de cliente de primera clase. Para que una marca mantenga su credibilidad y para que la reputación de una empresa crezca, el back end de su casa debe estar en orden.

Esto significa trabajar duro para asegurar que sus agentes y cualquier otro personal de CX estén contentos, comprometidos y cumpliendo sus roles. Para que esto suceda, debe enfocarse en mantener una filosofía de trabajo positiva, que haga que las tareas, como la programación de turnos y la planificación de vacaciones, sean un proceso simple. El liderazgo fuerte y efectivo, junto con el uso de tecnología integral de contacto con el cliente y la administración de la fuerza de trabajo, son fundamentales para lograr esto.

Si usted logra cubrir todas estas bases, tendrá todas las posibilidades de reclamar el reino CX como suyo.

Para obtener más información sobre cómo puede ofrecer una experiencia de cliente consistente y líder en el mercado, haga clic aquí.